Mitos: Que hacer para quedarte embarazada

Me encantan las conversaciones que surgen entorno a un café. Fútbol, política o las últimas noticias bien sean nacionales, internacionales o de nuestro barrio pueden entrelazarse en menos de cinco minutos. Lo mejor es cuando alguien cuenta una historia que asegura que es real pero no sabe quien es el protagonista ni cuando sucedió. Y si nos ponen un azucarillo alargado junto al café, siempre hay alguien que cuenta la historia del inventor del mismo y su suicidio posterior (por no comprender su invento y seguir abriendo el azucarillo por una esquina).

¿Mitos? ¿Realidades? También los hay relacionados con las mejores tácticas para conseguir un embarazo. Aquí tenemos algunas:

 

venus

La ventana fértil no es de minutos u horas. Teniendo en cuenta la supervivencia de los espermatozoides en el tracto genital femenino (72 horas) y el del óvulo (24-48 horas), el tiempo para tener relaciones sexuales con el objetivo de conseguir un embarazo es más amplio de lo que a priori podríamos suponer. 4 o 5 días de cada mes serán los que tendremos para obtener nuestro objetivo.

Todos hemos visto los anuncios en la televisión donde venden a bombo y platillo los test de ovulación; sirven de poco. Se ha demostrado que tener relaciones uno o dos días antes de la ovulación mejora el pronóstico reproductivo. Por lo tanto, la escena de muchas películas donde el test ha dado positivo y la mujer le dice a su pareja “Cariño, hoy toca”, no es el mejor ejemplo para optimizar las posibilidades. Sólo sirve para crear ansiedad y problemas en la pareja.

La ovulación se produce 14 días antes de la menstruación. Teniendo en cuenta que la mayoría de mujeres tienen las reglas regulares, pueden calcular el día de la ovulación sin problema. Las que tienen problemas para ovular de manera espontánea (como el ovario poliquístico) suele ir relacionado con reglas irregulares. En estos casos es más ventajoso intentar regular la ovulación y aumentar el número de ciclos ovulatorios anuales para mejorar el pronóstico.

Los días de abstinencia sexual para mejorar la calidad seminal es otro quebradero de cabeza para las parejas que no consiguen embarazo. He oído de todo en la consulta; que si es mejor “hacerlo” todos los días, que si mejor cada 2, cada 3 o cada 5… Si a esto le unimos la fecha de ovulación ocurre lo siguiente: “Teniendo en cuenta la última regla, la ovulación será el viernes… Por lo que tenemos que tener relaciones, el sábado anterior, el martes y el viernes! Y el resto de días las evitaremos para que los soldaditos estén más espabilados!”. Volvemos al error de programar las relaciones con lo que ello conlleva desde el punto de vista anímico y psicológico.

La calidad seminal no varía entre uno y tres días de abstinencia. De hecho, las tasas de embarazo son similares teniendo relaciones a diario o cada 2-3 días. Obviamente si se tienen relaciones una vez por semana, las opciones disminuyen, por probabilidades y porque la calidad seminal empeora, aumentando el número de espermatozoides muertos (necrozoospermia).

Las posturas sexuales para quedarte (y no quedarte) embarazada, para que sea niño o niña han estado (y están) en boca de mucha gente. Lo cierto es que levantar las piernas después del coito, ponerse una almohada debajo del culo, o realizar esta o aquella postura más o menos fácil (no entraremos en detalles) no sirve para aumentar las posibilidades de embarazo. Está muy bien probar… pero sólo por placer.

La inmensa mayoría de embarazos se consiguen sin programarlos, sin hacer nada más especial que tener relaciones cuando nos apetece y como nos apetece. No hay formulas mágicas salvo un poco de paciencia (no siempre se consigue a la primera) e insistencia. Si vemos que tras varios meses no hemos conseguido nuestro objetivo hacer una visita al especialista para realizar un estudio adecuado.

Un pensamiento en “Mitos: Que hacer para quedarte embarazada

  1. Virginia del Río

    Estoy de acuerdo en que los mitos pueden ser hasta cómicos en muchos casos, pero por desgracia conozco familias de mi entorno que la desesperación por este tema ha hecho que se separen, o en otros casos, a pesar de ya tener una hija, el intentar durante años un segundo hijo y no conseguirlo ni con los mitos ni con los profesionales, les ha supuesto un verdadero trauma.
    Cuando escuchas a estas familias, a las que te unen lazos de cariño, puedes llegar a comprender que se aferren a un clavo ardiendo e intenten todo tipo de posturas, que estén atados a un test, que sea cuando mande una suma de cosas…. o como bien dices “cariño, hoy toca”.
    De todas formas, que quede claro que esos anuncios de test de ovulación son odiosos!!!
    Cada uno es muy libre de creer en lo que quiera (aunque sean mitos), incluso hay gente que cree en un dios que no se ve, o quien cree en los médicos (je je je)!!!
    Me ha gustado el artículo!
    Un abrazo!

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *