Endometriosis: 10 cosas que deberías saber

Esta semana he tenido una visita de una paciente especial. Una de esas pacientes que conozco de hace muchos años, y que a pesar de vivir en otra ciudad vino a visitarme hace unos meses porque la enfermedad que tiene había vuelto para recordarle que nunca se había ido. Tiene endometriosis.

No mucha gente sabe lo que es la endometriosis.  La verdad, es una enfermedad desconocida también para nosotros, los ginecólogos. De hecho, aunque fue descrita hace más de 100 años, aún se desconoce porque algunas mujeres lo tienen y otras no. Tampoco se conoce con exactitud cómo se disemina el tejido endometriósico.pelvic pain

  1. Es una enfermedad frecuente pero desconocida: A pesar de que una de cada 8 mujeres (una de cada 3-4 estériles) padecen la enfermedad no mucha gente la conoce. Además se desconoce porque aparece en algunas mujeres y otras no.
  2. Los implantes de endometriosis pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo: Aunque la zona pélvica y abdominal es la más frecuente, la endometriosis puede extenderse a cualquier órgano o tejido. Salvo en el bazo; es por ello que esta enfermedad se relaciona con alteraciones inmunológicas.
  3. Los síntomas no se relacionan con el grado de la enfermedad: El grado de extensión de la endometriosis no va asociado al dolor que las pacientes padecen. Hay casos con pequeños implantes y dolores intensos y otros en los que la pelvis está bloqueada y la pacientes es asintomática.
  4. El dolor con la regla, durante la ovulación y las relaciones sexuales son la triada típica de la endometriosis: No obstante, en función de la localización de los implantes endometriósicos puede relacionarse con dolor o sangrado en cualquier parte del cuerpo (casi siempre asociado a cambios hormonales -ovulación, regla…)
  5. Se asocia a esterilidad: Los implantes de endometriosis en el ovario forman quistes que afectan a la reserva ovárica y las adherencias en la pélvis obstruyen las trompas y mueven las estructuras (ovarios, útero, trompas…) dificultando o impidiendo que el óvulo y el espermatozoide se junten.
  6. Se trata de una enfermedad crónica: Mientras la mujer siga secretando hormonas la endometriosis seguirá activa. Los estrógenos la activan, y por lo tanto no desaparecerá hasta que los niveles de estas hormonas disminuyan. Es decir, la menopausia.
  7. Su evolución es incierta: Hay pacientes que desarrollan la enfermedad desde la adolescencia y otras no lo harán hasta la 4ª o 5ª década de su vida. Además, aún teniendo una aparición tardía, el desarrollo puede ser rápido, o permanecer estable tras una aparición precoz. También tenemos casos que tras años en los que permanece estable se activa y presenta una evolución rápida.
  8. Su tratamiento depende de cada paciente: Aunque generalmente los anticonceptivos o la progesterona (El DIU Mirena® liberador de levonogestrel es un tratamiento adecuado a medio plazo) son los más utilizados, en ocasiones es necesaria la cirugía o la hipofisectomia (menopausia artificial y reversible). En los casos más severos, y si la mujer no desea tener más embarazos, puede ser recomendable la ooforectomia bilateral (quitar los dos ovarios).
  9. La Fecundación In Vitro es el tratamiento de elección en caso de esterilidad. Debido a las adherencias en las trompas y el desplazamiento de las estructuras pélvicas que presenta esta enfermedad queda descartado realizar inseminación artificial en estas pacientes.
  10. El embarazo es un tratamiento: No se trata de una curación, pero si un paréntesis durante unos meses. El embarazo y la lactancia dejan los ovarios en reposo, evitando el estímulo de la endometriosis. Es un tratamiento eficaz durante aproximadamente 1 año.

No quisiera terminar estas líneas sin invitar a todos los lectores a la marcha de un millón de mujeres por la endometriosis que se realizará el próximo día 13 de marzo en Madrid.

www.millionwomenmarch2014.org

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *